Información importante sobre cookies: El sitio web de la Dirección General de Tráfico utiliza cookies propias para mejorar la navegación. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos acepta su uso.  

Ministerio del Interior Dirección General de Tráfico Dirección General de Tráfico A tu lado vamos todos

Serrano entrega a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil 40 furgonetas para la realización de pruebas de alcohol y drogas.

  • Las furgonetas serán distribuidas por los distintos destacamentos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.
  • La DGT quiere alcanzar la realización de 150.000 pruebas de detección de drogas en 2018 y seguir haciendo los 5 millones de test de alcohol.
Serrano entrega a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil 40 furgonetas para la realización de pruebas de alcohol y drogas.

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha hecho entrega a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de 40 furgonetas habilitadas para la realización de pruebas de alcoholemia y otras drogas en carretera.  

El director general de Tráfico  ha estado acompañado por el general jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, Benito Salcedo. 

La Dirección General de Tráfico ha invertido 1,5 millones de euros en la compra de dichas furgonetas que han sido transformadas y adaptadas para poder realizar las pruebas de detección de estas sustancias.  

Durante este año, la DGT pretende realizar 5.000.000 de pruebas de alcohol y 100.000 pruebas de drogas. Para 2018, la DGT tiene previsto  alcanzar las 150.000. 

Las furgonetas serán enviadas a aquellas provincias con mayores niveles de accidentes cuyas causas sean el consumo de alcohol y drogas. Supondrá un aumento del 20% en el número de controles en los meses de verano, que son los de mayor número de víctimas mortales.                                               

 

El director general de Tráfico ha destacado el hecho de que “estas 40 furgonetas se vayan a destinar a aquellas provincias donde se está produciendo una mayor accidentalidad producida por el consumo de alcohol y drogas al volante. Ello redundará  -ha agregado- en un aumento significativo de los controles, precisamente en estos meses de verano donde aumentan este tipo de accidentes. Se pretende conseguir de esta manera reducir el número de fallecidos en carretera cuya causa son directamente el consumo de bebidas alcohólicas y drogas”.