Información importante sobre cookies: El sitio web de la Dirección General de Tráfico utiliza cookies propias para mejorar la navegación. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos acepta su uso.  

Ministerio del Interior Dirección General de Tráfico Dirección General de Tráfico

La Dirección General de Tráfico incrementa la vigilancia en carreteras frecuentadas por motoristas

  • Más de la mitad de los motoristas fallecidos fueron en accidentes ocurridos en fin de semana.
  • En lo que llevamos de año, 145 motoristas han fallecido en vías interurbanas.
  • Los helicópteros y drones se sumarán a los agentes de tráfico para vigilar el cumplimiento de las normas.
La Dirección General de Tráfico incrementa la vigilancia en carreteras frecuentadas por motoristas

Este fin de semana, la Dirección General de Tráfico intensifica la vigilancia en las carreteras más frecuentadas por motoristas con el fin de controlar el cumplimiento de las normas más importantes que afectan a la conducción de motocicletas.

En lo que llevamos de año, 145 motoristas han fallecido en vías interurbanas (134 motocicleta y 11 ciclomotor), motivo por el cual se incrementa el control a los usuarios de estos vehículos, más si cabe en una época del año, como la estival, en la que aumentan los desplazamientos en este tipo de vehículos, especialmente los fines de semana cuando estos se convierten en una actividad recreativa en sí misma.

Esta campaña de fin de semana específica para motocicletas es la segunda que se realiza tras la celebrada en mayo (29 y 30) y la que se llevará a cabo en septiembre (4 y 5).  

¿POR QUÉ LA CAMPAÑA EN FIN DE SEMANA?

En el año 2019, año de referencia, se produjeron 36.143 accidentes con víctimas en los que se vieron implicadas motos o ciclomotores y en los que fallecieron 466 usuarios (conductores o acompañantes). Esta cifra, la más alta desde el año 2010, supuso el 27% del total de fallecidos en ese año y un incremento del 11% con respecto a 2018.

Además, el aumento de víctimas mortales se produjo mayoritariamente en vías interurbanas. Las cifras anuales nos muestran que, aunque en ellas solo se produjeron el 22% de los accidentes de moto, el 68% de los fallecidos eran usuarios de este tipo de vehículos.

En este tipo de vías, la accidentalidad y la mortalidad no fueron uniformes sino que se concentraron especialmente en los fines de semana en los que ocurrieron casi un 50% del total de accidentes y un 55% de los accidentes mortales.

En 2019, la cifra de motoristas fallecidos en fin de semana aumentó un 20%, frente al incremento del 10% el resto de días. Además, los accidentes que suceden en fin de semana son más graves ya que por cada 100 ciclomotores y motocicletas implicados en accidente fallecen 5 personas, frente a las 3 que lo hacen de lunes a viernes.

Dentro del periodo temporal que consideramos fin de semana (desde las 15:00 horas del viernes a las 24:00 horas del domingo), el domingo por la mañana, de 7:00 a 14:00, es el momento tanto con mayor número de accidentes (21%), como con mayor número de motoristas fallecidos (36 de 176, el 20%).

 

RADIOGRAFÍA DEL MOTORISTA FALLECIDO

•    El 85% de los accidentes mortales ocurrieron en carreteras convencionales, razón por la cual este tipo de vías necesitan de una especial vigilancia.

•    Más de la mitad de los accidentes (57%) son salidas de vía o caídas, es decir, accidentes en los que no hay colisión con otro vehículo. Además, si tenemos en cuenta el trazado de la vía en el lugar del accidente, el 86% de los que resultaron mortales se produjeron fuera de una intersección y el 53% de éstos en tramos de curva.

•    En cuanto al tipo de vehículo implicado en accidentes, la gran mayoría (71%) son motocicletas de gran cilindrada, 500 cc o más y el 55% de las implicadas en accidentes mortales tiene 10 o más años de antigüedad.

•    En cuanto al perfil de los conductores, la práctica totalidad (el 98% de los accidentes mortales) son hombres, principalmente entre los 35 y los 44 años. Un 63% de los implicados en accidentes mortales tiene permiso clase A y, más de la mitad de ellos con 20 años o más de antigüedad.

•    En relación a los comportamientos inadecuados de los conductores, las cifras reflejan que el 95% de los implicados en accidentes llevaban el casco en el momento del mismo y, con las pruebas de las que se disponen, 1 de cada 4 conductores fallecidos habían consumido alcohol o drogas antes de sufrir el accidente.