Las tecnologías inteligentes aplicadas al transporte (ITS, en su acrónimo en inglés) son una realidad que a día de hoy permiten unas vías más seguras, eficientes y sostenibles. Esto es posible gracias a la gran cantidad de información sobre el estado de las carreteras, la situación del tráfico y tener controlados posibles eventualidades que estas tecnologías proveen, repercutiendo positivamente en los siguientes aspectos:

  • Eficiencia del transporte
  • Seguridad vial
  • Ciudadanos mejor informados

Pero estamos asistiendo a una revolución tecnológica sin precedentes, impulsada por la telefonía móvil 5G, que promete un fuerte impacto en la seguridad vial impulsando las tecnologías ITS más allá de lo imaginable.

En un futuro no muy lejano, los coches se comunicarán entre sí. También podrán interactuar con los elementos de la vía como los dispositivos que recogen datos de movilidad urbana o del seguimiento del tráfico en tiempo real y con otros usuarios y servicios de la vía, como parkings inteligentes, ambulancias o grúas y el resultado será que podremos reducir hasta el 80% de los accidentes de tráfico. Pero no solo eso. También se podrá evitar atascos, coordinar a los vehículos para que atraviesen una ciudad sin semáforos y sin colisionar vehículos autónomos a demanda, etc.

La DGT ya está preparada con la plataforma DGT 3.0.

DGT 3.0 es la propuesta de la DGT para integrar toda la información sobre el estado de las carreteras, el tráfico y las eventualidades de manera que los vehículos estén constantemente conectados entre sí y con la infraestructura, permitiendo así lograr una movilidad más segura e inteligente.

DGT 3.0 permite la interconexión entre todos los actores que forman parte de este ecosistema: fabricantes de vehículos, empresas de alquiler, plataformas de transporte público, ayuntamientos, aseguradoras, fabricantes de dispositivos de conectividad, proveedores de aplicaciones relacionadas con movilidad segura y eficiente y los diferentes usuarios de las vías. La interconectividad es la clave.

La finalidad es lograr dar una mejor información, veraz y en tiempo real, que permitirá optimizar los itinerarios del transporte, evitar zonas congestionadas o cerradas al tráfico, y establecer las prioridades de carga y descarga en función de las características del vehículo.

La información ofrecida por la DGT será gratuita y los sistemas telemáticos de las flotas de transporte de mercancías la usarán para reducir costes y aumentar la seguridad.

La DGT es referente en el despliegue y normalización de Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS), lo que nos ha permitido, a través de lectores, aforadores, “meteos” y cámaras, tener un conocimiento de lo que sucedía, fundamentalmente en la Red Principal de Carreteras del Estado.

Ahora el reto consiste en ser capaces de saber lo que sucede en las carreteras convencionales, en las que acontecen tres de cada cuatro accidentes de tráfico. ¿Pero cómo hacerlo? La clave está en los dispositivos que todos nosotros llevamos en nuestras manos, los teléfonos móviles de tal manera que convertiremos nuestros vehículos en sensores, conociendo de este modo lo que sucede en “toda” la red de carreteras.

Para conseguir hacer esta idea realidad es necesario contar con una plataforma capaz de combinar la información que genera la movilidad tradicional con las nuevas posibilidades que nos da el vehículo sensorizado. Esa plataforma es la denominada DGT 3.0 que recibe la información de las diversas fuentes, la analiza, la verifica y la comparte a través del Punto de Acceso Nacional de Información de Tráfico en tiempo real.

Desde hace tiempo la DGT, utilizando los aforadores, cámaras, radares y demás dispositivos instalados en las carreteras, implementa Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS). Esto hace posible controlar el estado del tráfico e informar a los usuarios mediante paneles informativos y en la web de la DGT de las incidencias de tráfico como accidentes, derrumbamientos, condiciones climatológicas adversas, etc, mejorando la seguridad y la sostenibilidad en nuestras carreteras.

Además, cualquier entidad, administración u otro proveedor de aplicaciones y servicios de sistemas inteligentes de transporte, pueden y deben inscribirse en el Registro de aplicaciones y servicios de sistemas inteligentes de la DGT, aumentando así la información y los servicios disponibles para el ciudadano, como el cobro electrónico de peajes, que permite el cobro de peajes sin que los vehículos tengan que detenerse o disminuir su velocidad; o las llamadas tarifas de congestión, para regular la congestión en las vías que dan acceso al área central de las ciudades utilizando transmisores en los vehículos, complementados con cámaras de video y tecnología de reconocimiento digital de caracteres (para multar a los infractores). La vigilancia automática de infracciones o el sistema de notificación de emergencias a bordo del vehículo, son otros ejemplos de estos sistemas inteligentes de transporte.

Junto con la implantación de los nuevos dispositivos V16 que tienen como finalidad geolocalizar nuestro vehículo si nos hemos quedado parados en una vía y la nueva medida que obliga a los operarios de vehículos de auxilio en carretera (grúas) a comunicar de forma telemática la ubicación del vehículo averiado desde la plataforma DGT 3.0 están realizando pruebas para mejorar las comunicaciones de las siguientes incidencias:

  • Identificación de ciclistas en la vía: Se podrá identificar a todos los ciclistas de la vía si, por ejemplo, cada bicicleta llevara integrado un dispositivo de geolocalización.
  • Tramos con presencia de animales.
  • Obras: Mediante la implantación de conos con balizas.
  • Zonas libres para carga y descarga.
  • Puntos de interés (parking, gasolineras…).
  • Zona urbana de Bajas Emisiones con accesos restringidos: se podrán cruzar los datos de etiquetas y los de zonas de bajas emisiones y avisar al conductor de que su vehículo no puede circular y hacerlo con el tiempo suficiente que le permita buscar una alternativa.
  • Pruebas deportivas: Se conocerá el principio y fin de un evento deportivo con dispositivos de geolocalización en los coches de incidencias.

Los nuevos dispositivos V16

Los nuevos dispositivos V16, que sustituyen a los triángulos, son unos dispositivos luminoso intermitente de color naranja. Su función es la de señalizar que nos hemos quedado detenidos en la vía, situaremos el dispositivo luminoso en la parte más alta posible del vehículo. Garantizamos así su máxima visibilidad. Para colocarlo, no necesitamos salir del vehículo ni caminar por la calzada sorteando el tráfico, como ocurría hasta ahora con los triángulos.

Pero la gran ventaja de los nuevos dispositivos V16 es que incorporarán un sistema de geolocalización que, una vez activado, envía cada 100 segundos la ubicación del vehículo detenido a la nube DGT 3.0, para que esa información llegue a los demás conductores y estén alertados de la presencia de un vehículo detenido.

Además de la ubicación de un incidente como pueda ser un pinchazo o accidente, la señal V16 servirá también para advertir la presencia de trabajadores de la vía, la ubicación exacta de los vehículos de servicios de auxilio en carretera:

  • Los operarios de vehículos de auxilio en carretera (grúas) deberán comunicar de forma telemática la ubicación del vehículo averiado.
  • Los servicios de conservación usarán conos “inteligentes”.
  • Las pruebas deportivas compartirán su punto de inicio y fin.

Las nuevas señales V16 son una realidad. Se pueden usar a partir del 1 de julio de 2021. Aunque, hasta el 1 de enero de 2026, podremos utilizar los triángulos y la nueva señal (con o sin geoposicionamiento).

Desde esa fecha, lo único permitido para señalizar las incidencias será la señal luminosa con geolocalización.

Vías conectadas

Las carreteras interurbanas españolas, son recorridas por 13.000 km de fibra óptica y están monitorizadas con cerca de 10.000 dispositivos (entre cámaras, lectores de matrículas, aforadores y estaciones meteorológicas), todo ello gestionado por la DGT.

Hay estudios que están valorando si es necesario adaptar las carreteras, sensorizando tramos para obtener información del tráfico y desarrollar la movilidad eléctrica o el vehículo autónomo o si con la entrada del 5G, su velocidad y ancho de banda, no será necesaria la adaptación de toda la red de carreteras.

A la vanguardia de las carreteras conectadas está el proyecto Aivia de Ferrovial (con el apoyo de Microsoft, 3M y Kapsch TraffcCom). En una primera fase (2020 a 2022) mejorará la infraestructura física de los distintos corredores (sensorización de las vía y dispositivos que van a proporcionar la seguridad vial adecuada).

  • De 2022 a 2026 los corredores ya tendrán tecnología suficiente para que las tareas puedan ser más complejas, permitiendo la carga en carretera, la priorización del transporte público, el acceso a vehículos compartidos o carriles de emergencia virtuales.
  • A partir de 2026 se podrá gestionar el tráfco de una forma más dinámica, maximizando capacidad, fluidez y flexibilidad de la red, ayudando a reducir congestión y contaminación.

La tecnología 5G

Con la implantación de la tecnología 5G la calidad de la transmisión de datos se mejorará de manera exponencial. Esto permitirá que las conexiones se hagan prácticamente en tiempo real, sin retardos, además de poder conectar y compartir información con muchos otros dispositivos y usuarios de las vías.

Cuando se habla de movilidad conectada solemos pensar en coches autónomos y la conectividad dentro de los vehículos. Pero la movilidad conectada llegará a todos a través del teléfono móvil. No requerirá una importante adaptación de las infraestructuras. El 5G permitirá no invertir recursos en sensorizar toda la red de carreteras. Precisamente, la ventaja de las comunicaciones telefónicas es que se pueden prestar servicios en cualquier vía que tenga cobertura digital 4G o 5G, incluida las carreteras convencionales que son las más peligrosas.

Proyectos piloto e internacionales

Además de las tareas que se están llevando a cabo para la implantación de la DGT 3.0, desde la DGT se colabora con diversos proyectos pilotos en materia de ITS que se están llevando a cabo en nuestro país:

La ciudad laboratorio de Málaga

Ver más

Telefónica y DEKRA, en colaboración con la Consejería de Economía de la Junta de Andalucía y el  Ayuntamiento de Málaga, han creado el primer centro de pruebas y certificación de innovación abierta de Europa sobre tecnología V2X (vehicle to everything) para impulsar la comunicación conectada con tecnología 5G.

Consta de un área de ensayos al aire libre y de un laboratorio dotado de una red privada 4G-5G para la realización de pruebas tales como el sistema eCall (llamada de emergencia automática) y aplicaciones y cuestiones de seguridad: alertas preventivas en caso de probabilidad de colisión en un cruce, aviso por obras o atascos en carretera. E incluso, la optimización del tráfico para adecuar la velocidad y lograr pasar todos los semáforos en verde, lo que representa un ahorro de tiempo y carburante.

Vigo: Territorio inteligente

Ver más

Vigo ya tiene preparado un nuevo servicio de gestión del tráfico que permitirá interactuar con los vehículos.

Esta nueva plataforma es un sistema que pretende abrir un canal de comunicación bidireccional y permanente entre la infraestructura de tráfico urbana y los vehículos que circulan con el objetivo de mejorar la seguridad viaria, la fluidez del tráfico y reducir la contaminación. La comunicación será tanto
con vehículos de servicio público como taxis, policía, bomberos, autobuses y ambulancias como con flotas de reparto.

Será posible, por ejemplo, que los semáforos se abran a la llegada de vehículos de emergencias, así como con conductores que recibirán la información en sus teléfonos inteligentes a través de una app.

Asistencia en túnel de Cereixal (Lugo)

Ver más

El túnel de Careixal mediante la digitalización de su red de infraestructura vial ofrece asistencia a la conducción a los vehículos que atraviesan el túnel de Cereixal (Lugo), siendo un primer paso hacía una carretera inteligente sensorizada capaz de comunicar qué está pasando en ella.

Autopista conectada: Fornells - Vilademuls

Ver más

El trazado de cuatro carriles por sentido entre los peajes de Fornells y Vilademuls (en Girona) ha sido elegido como banco de pruebas de dos proyectos europeos innovadores: I+D Inframix y C-Roads Spain.

La concesionaria de autopistas Abertis trabaja en este tramo de 34 kilómetros, para convertirlo en una carretera inteligente donde se puedan realizar ensayos de conducción autónoma con datos móviles y tecnología de última generación 5G.

Ensayo con drones

Ver más

En 2019, en Becerril de la Sierra (Madrid), la DGT, Telefónica y SEAT presentaron el uso con tecnología IoT (Internet de las Cosas) en dos casos concretos:

  • La presencia de un ciclista.
  • La existencia de un coche detenido en carretera por avería o accidente.

El sistema consta de un dron con cámara, que captura imágenes de lo que sucede en la carretera y las envía en tiempo real, a través de la red móvil de Telefónica, a un servidor conectado con la plataforma DGT 3.0, y que procesa la imagen, detecta si hay una bicicleta o un vehículo parado en la carretera y  envía una alarma al coche conectado de SEAT.

Participación en proyectos internacionales de investigación
La DGT participa y colabora con varios proyectos nacionales e internacionales de ITS y de tecnología e innovación en carretera.

 

Conoce los proyectos

En 2025, la UE habrá invertido 3.500 millones de euros en un plan público-privado para el desarrollo de esta tecnología. En esta fecha está previsto que las zonas urbanas, las principales carreteras y líneas de ferrocarril cuenten ya con cobertura 5G.

El despliegue de los Sistemas Inteligentes del Transporte (ITS) en Europa está impulsado desde la Comisión Europea. Uno de los principales objetivos es, mediante la aplicación de normas comunes, alcanzar un desarrollo de los ITS no sólo a nivel Nacional sino también a nivel intercomunitario permitiendo un servicio continuo, interoperable y compatible de soluciones ITS que aporten información al viajero y mejoren su gestión.

Además, la Comisión Europea ha aprobado una serie de Reglamentos Delegados con el propósito de armonizar y potenciar el despliegue de ITS. Los Estados Miembros tienen la obligación de informar a la Comisión sobre los progresos realizados en la implantación de las actividades y los proyectos nacionales en los ámbitos prioritarios correspondiendo a la Jefatura Central de Tráfico reportar dicha información cada tres años.

Para más información se puede visitar la página de la Comisión Europea dedicada a los Sistemas Inteligentes del Transporte.

Documentación adjunta

  • Directiva 2010/40/UE del parlamento europeo y del consejo de 7 de julio de 2010

  • Real Decreto 662/2012, de 13 de abril

  • Reporte del estado de España en materia ITS 2017 ( pdf   es   14,26 MB )

  • Reporte del estado de España en materia ITS 2017 ( pdf   en   14,21 MB )

  • Reporte del estado de España en materia ITS 2020 ( pdf   es   14,26 MB )

  • Reporte del estado de España en materia ITS 2020 ( pdf   en   13,77 MB )

???cookie.titulo???

???cookie.descripcion???