Una motocicleta o moto es un vehículo de dos ruedas impulsado por un motor. El cuadro y las ruedas constituyen la estructura fundamental del vehículo. La rueda directriz es la delantera y la rueda motriz es la trasera. Tienen la consideración de motocicleta:

  • Motocicleta de dos ruedas: vehículo de dos ruedas sin sidecar, provisto de un motor de cilindrada superior a 50 cc, si es de combustión interna, y/o con una velocidad máxima por construcción superior a 45 Km/h.
  • Motocicleta con sidecar: vehículo de tres ruedas asimétricas respecto a su eje medio longitudinal, provisto de un motor de cilindrada superior a 50 cc, si es de combustión interna, y/o con una velocidad máxima por construcción superior a 45 Km/h.

Permisos válidos para conducir una motocicleta

Dependiendo de las características de la motocicleta que vayas a conducir será preciso estar en disposición de un tipo de permiso concreto:

  • El permiso de conducir de la clase A1: autoriza para conducir motocicletas con una cilindrada máxima de 125 cm3, una potencia máxima de 11 kW y una relación potencia/peso máxima de 0.1 kW/Kg. La edad mínima para obtenerlo será de 16 años.
  • El permiso de conducción de la clase A2: autoriza para conducir motocicletas con una potencia máxima de 35 kW y una relación potencia/ peso máxima de 0.2 kW/Kg y no derivadas de un vehículo con más del doble de su potencia. La edad mínima para su obtención será de 18 años.
  • El permiso de conducción de la clase A: autoriza para conducir motocicletas sin limitación alguna. La edad mínima para su obtención es de 20 años cumplidos. El permiso de la clase A sólo podrá expedirse a conductores que ya sean titulares de un permiso en vigor de la clase A2 con, al menos, dos años de antigüedad. No obstante, las personas que estén en posesión del permiso de la clase B en vigor, con una antigüedad superior a tres años, podrán conducir dentro del territorio nacional las motocicletas cuya conducción autoriza el permiso de la clase A1.

Obtener el permiso de conducción de la clase A2 implica la concesión del de la clase A1 y AM. Para obtener el permiso de conducción de la clase A2 a partir del permiso de la clase A1 hay que contar con una experiencia mínima de dos años en la conducción de motocicletas de la clase A1 y superar la prueba de control de aptitudes y comportamientos, aunque dicha prueba puede sustituirse por una formación específica.


Elige bien tu motocicleta

Cuando compres una motocicleta o cambies de modelo, debes elegirla en función de tus necesidades no sólo desde el punto de vista económico, sino también otros factores como por ejemplo, tu experiencia en conducción de motocicletas más pequeñas, ya que no es recomendable comenzar con una de mucha potencia o, tu fortaleza física, puesto que cuanto más peso y potencia tenga, más difícil será manejarla.

Te puede servir de ayuda hacerte estas preguntas:

  • ¿Dónde voy a utilizar habitualmente la motocicleta? En ciudad, por carretera, en el campo, etc.
  • ¿Para que la necesito? Trabajo, ocio, fin de semana, ect.
  • ¿Con que presupuesto cuento? Ten en cuenta no solo el presupuesto de compra, también el de mantenimiento, equipación, etc.
  • ¿Qué mantenimiento requiere?
  • ¿Se adapta el modelo a mis posibilidades de manejo? Altura del asiento, peso, potencia, velocidad, etc.


El casco

Diversos estudios indican que las lesiones de cabeza son la principal causa de muerte entre los accidentados de dos ruedas. Concretamente el 80% de los fallecidos en motocicletas son por impactos en la cabeza.

El uso del casco reduce casi un 30% la posibilidad de sufrir lesiones mortales. Además, con el uso del casco la probabilidad de salir ileso del accidente aumenta en un 20%.

El casco es el mejor elemento de protección, para motociclistas, descubierto hasta ahora. Está diseñado para proteger el órgano más importante y complejo del cuerpo humano: El cerebro.

  • El casco evita los golpes directos de la cabeza con el pavimento, con otros vehículos o con elementos contundentes.
  • Nos protege de la penetración de objetos extraños en la cabeza, como piedras, hierros e insectos.
  • Absorbe parte de la energía del impacto y la distribuye por toda la estructura.
  • Evita la abrasión que sufriría la cara y la cabeza al arrastrarse por el pavimento.

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de comprarte un casco

Cuando tengas que comprarte un casco, valora bien tu elección y no menosprecies la calidad. Debes ser consciente de que este elemento de seguridad protegerá una parte fundamental y muy sensible de tu cuerpo como es la cabeza. La elección entre los diversos modelos de casco dependerá del tipo de trayecto que hagas habitualmente y de las circunstancias de la conducción. Un casco abierto es más cómodo y más fresco en verano, pero deja la cara expuesta a los golpes y algunos modelos no protegen adecuadamente la nuca. Además, la mayoría de los cascos abiertos no ofrecen protección para los ojos, algo también muy importante para un conductor.

Para circular por carretera es más recomendable el uso de un modelo integral de calidad, que protege la barbilla, la parte inferior de la cara y la mandíbula.

La elección del material en que esté fabricado el casco queda a criterio del comprador. Los hay de fibra de vidrio, preferibles a los de resina termoplástica o policarbonato, porque protegen mucho más en caso de impacto, aunque son ligeramente más pesados.

Es muy importante tener en cuenta que los cascos de policarbonato caducan a los dos años de su fabricación y, por tanto, pasado ese tiempo hay que cambiarlos porque pierden sus propiedades y dejan de ser seguros.

Es preferible un casco con colores claros o brillantes para que los demás usuarios de las vías puedan verte. Un casco debe ser visible tanto de día como de noche. No debes pintarlos después de comprarlo, ni poner adhesivos, pues los materiales del casco pueden perder sus propiedades.


Tipos de cascos

A la hora de elegir un casco hay que pensar en una serie de requisitos más bien particulares de cada persona que irán unidos directamente al uso que se le da. No obstante hay que tener siempre en cuenta un par de principios ineludibles:

  • El casco debe de ser completamente aerodinámico para asegurar su posición sin tirar de la cabeza. No tiene que impedir los movimientos laterales de la cabeza y además ha de favorecer la visión frontal y lateral a través del visor anti vaho.
  • El casco debe de estar homologado y su seguridad debe de ofrecer una absorción completa de las hondas que produce un golpe en la cabeza para que no afecten directamente al cráneo y a la masa encefálica.

Cada casco que se vende en la Unión Europea debe estar homologado en la UE. Lo podemos identificar porque el casco lleva, normalmente, en su interior un etiqueta blanca con la letra “E” y un número, correspondiente al país donde ha recibido la homologación.

El casco es un elemento fundamental de seguridad, puede resultar ligeramente molesto para aquellos cuya visión necesita algún tipo de corrección en los primeros momentos, hasta adaptarse o acostumbrarse a su uso.

El casco debe dejar pasar las corrientes de aire para permitir la respiración, la ventilación cuando hace calor, la ausencia de vaho cuando haga frío, y todo ello en un entorno extremadamente cerrado. De hecho algunos usuarios de lentillas podrán sentir molesias debido a corrientes, ya que hasta pueden despegarse por la velocidad. Por eso se recomienda el uso de gafas.

Cascos integrales

Son los más seguros del mercado ofreciendo una protección total en la cabeza y en la cara.

Existen infinidad de modelos de cascos integrales para motos dependiendo de la calidad de sus materiales y la duración de los mismos. Son los recomendados por todas las asociaciones de motoristas.

Cascos abiertos o casquetes

No todos están homologados para ciclomotores, recuerdan a aquellos de principio de siglo XX tipo coco.

Con el tiempo serán retirados por escasa seguridad.

Cascos modulares, jet o semijet

Son parecidos a los cascos integrales pero en ellos se puede abrir la parte frontal del mentón convirtiéndose en cascos para la ciudad con unas gafas de sol y cerrados para la carretera.

Ofrecen mucha seguridad pero no tanta como los cascos integrales. Pueden resultar muy cómodos pero siempre hay que pensar primero en la seguridad.

¿Cómo sé qué talla de casco es la adecuada?

A la hora de elegir la talla del casco es muy importante tener en cuenta, al menos, las siguientes indicaciones:

  • Para conocer la talla más apropiada, rodea tu cabeza con una cinta métrica por encima de las cejas y del borde superior de las orejas. La medida, en centímetros, se corresponde con la talla de casco. Por ejemplo: 54 cm equivalen a una talla 54.
  • Con el casco puesto, muévelo con las manos de un lado a otro. Debes sentir que tu piel se mueve con el casco. Si el casco “baila” al hacer este movimiento, significa que la talla es demasiado grande.
  • En caso de duda entre dos tallas, elige la que te quede más ajustada, pues el almohadillado interior suele ceder un poco con el uso, el sudor o el paso del tiempo.


¿Cuándo debo cambiar mi casco por uno nuevo?

Si el casco recibe un golpe, tras un accidente o simplemente al caerse al suelo desde una altura superior a 1’50 metros, puede sufrir daños en su estructura sin que se noten externamente.

En ese caso, ya no te protegerá adecuadamente si tienes un accidente. Lo mejor entonces es cambiarlo. Si tuvieras dudas sobre el estado del casco, puedes ponerte en contacto con un experto o con el fabricante para que comprueben los daños. También es muy importante que no compres un casco de segunda mano, ya que no sabes si ha pasado por algún accidente o si tiene algún daño oculto que limite sus funciones.


Otros elementos de seguridad en moto

Lo fundamental en las motocicletas es la protección del piloto y del pasajero. La siniestralidad de los vehículos de dos ruedas es mucho mayor que la de cualquier otro vehículo y sus consecuencias de mayor gravedad. El cuerpo de los conductores de motocicletas es el que sufre todo el impacto. Por eso, además del casco, debemos conocer bien que otra equipación es conveniente.

Gafas

Ver más


Lo ideal es utilizar casco integral o con visera para evitar los daños que puedan producir las gafas, además también evitan que un insecto o lo peor, una piedra, golpe en las gafas o en la cara.

Lo primero es comprobar que entran bien en el casco, deslizándose correctamente a la altura de la espuma y que no producen ninguna molestia. Incluso cuando se trata de gafas para ver, resulta imperativo contar con gafas de patillas flexibles, diseñadas para resistir choques.

En caso de accidente o de impacto en el casco, las gafas de montura metálica o rígida pueden explotar e infligir graves lesiones en las mejillas, en el cráneo y en los ojos. La misma obligación es aplicable a los cristales, para los que el policarbonato resulta preferible a las materias minerales. En ambos casos resulta indispensable rodar con una visera limpia y no rayada.

Guantes

Ver más


Mantiene tus manos confortables, funcionales y protegidas. Protegen del frío, del calor y de la lluvia. También deberán mostrar suficiente flexibilidad para permitir la máxima aprensión de los mandos. Los hay de invierno y de verano y con más o menos protección.

Chaqueta y pantalones

Ver más


De mangas y piernas largas resistentes a la abrasión, protegen contra las quemaduras del sol, del viento, la deshidratación e hipotermia. Los colores claros o reflectantes aumentan la visibilidad ante otros conductores. Pueden contener en su interior protecciones para la espalda, hombros, codos, caderas, rodillas y espinillas.

Botas

Ver más


Proveen protección contra daños en los pies y tobillos. El cuerpo se enfría primero por las manos y los pies, por lo que es importante invertir dinero en un buen par de botas y guantes, a ser posible de cuero.

Mono de cuero u otro material

Ver más


Si tu presupuesto te lo permite, se trata de una excelente inversión. El cuero es lo mejor para tu seguridad, da igual que sea de una pieza o de dos (el caso es que esté bien abrochado y con las piezas unidas).

Otras prendas

Ver más


Braga o cuello polar: Pieza para proteger el cuello del frío y del aire).

Espaldera: Esta pieza cumple una función muy importante ya que, en caso de caída, protege nuestra espalda y columna vertebral. Suelen estar fabricadas en materiales rígidos con una especie de “acolchado” que sirve para dispersar la energía absorbida en el golpe por toda la pieza.

Máscara de neopreno: Si hace mucho, mucho frío, este invento aliviará el frío que pudiera entrar por el cuello.

Faja: Si haces viajes largos, una buena faja traerá descanso a toda la zona lumbar, además de protegerte.

Consejos para circular en motocicleta

Antes de montar en moto es muy importante revisar el estado de la moto, controlar la presión de los neumáticos con bastante frecuencia, una presión inadecuada puede provocar la salida de la carretera por falta de adherencia.

Tan importante como la protección es la visibilidad:

  • El chaleco reflectante hace que te vean mejor.
  • Las luces de cruce deben estar siempre encendidas.
  • Mucha prudencia en los ángulos muertos de los retrovisores. Hay que mover y desplazar la cabeza sin dejar de observar lo que ocurre delante para evitar los puntos ciegos.

Los motoristas no tienen carrocería, en caso de accidente son ellos los que sufren el impacto en su propio cuerpo, por eso es muy importante extremar las precauciones y hacernos lo más visibles posible.

Cómo frenar con una motocicleta

A la hora de frenar es importante que tengas en cuenta los siguientes consejos:

  • A la hora de frenar utiliza los dos frenos: Aumenta su eficacia, ya que la distancia de frenado se acorta. La utilización del freno trasero, induce a no tener que exprimir el delantero, con lo que aumenta la seguridad. La técnica más adecuada es iniciar levemente la frenada con el freno trasero para posteriormente iniciar el delantero. Es una técnica muy difícil, debe practicarse muchas veces para adquirir la destreza suficiente, para ir aumentando la presión en el freno delantero a la vez que se disminuye sobre el trasero. El freno delantero soportará la mayor parte de la frenada mientras que el freno trasero mantendrá la moto equilibrada.
  • Anticipa la frenada: Huye de frenadas bruscas y excesivas. La única forma de lograrlo, es iniciar la frenada con la antelación suficiente, para conseguir que sea moderada y progresiva.
  • Al iniciar la frenada no traslades el peso del piloto sobre el manillar: La contención de la inercia con las rodillas, e incorporar el tronco del cuerpo sobre la moto, también ayuda a disminuir la descarga del tren posterior, con lo que se aumenta su adherencia y se disminuye las posibilidades de que se bloqueen las ruedas.
  • Frenar antes de iniciar la tumbada: Cuando la motocicleta está vertical al suelo, circula en línea recta, por lo que sus neumáticos apoyan perfectamente en el pavimento con gran adherencia, si la motocicleta esta inclinada, su trayectoria es curva y lógicamente los neumáticos están soportando un fuerza lateral que no les permite tener la misma adherencia en caso de aplicar los frenos y consecuentemente llegar a bloquear alguna rueda.

A la hora de usar el freno delantero debes tener en cuenta: Hay que hacerlo de manera progresiva siempre. Si se acciona el freno delantero de manera drástica:

  1. La velocidad de giro de esa rueda se reduce de forma también muy brusca, conteniendo la inercia, de la moto y del piloto.
  2. El resultado es un traslado de pesos, hacia el tren delantero. Los amortiguadores de esta rueda, se comprimen al máximo y el neumático se aplasta contra el asfalto.
  3. En el supuesto de que la motocicleta no disponga de ABS, cuando los amortiguadores están comprimidos al máximo, cualquier irregularidad del terreno hará que la rueda rebote, provocando el bloqueo de la misma.
  4. En el supuesto de que la motocicleta no disponga de ABS, cuando la rueda delantera se bloquea, la capacidad de frenado se reduce drásticamente y se pierde el control de la motocicleta.

La manera de evitar este problema es prevenirlo, para volver a tener el control de la motocicleta hay que aflojar la presión del freno para que la rueda vuelva a girar.

A la hora de usar el freno trasero debes tener en cuenta: Si utilizamos sólo el freno trasero, el traslado de pesos hacia el tren delantero es menor, pero no retiene de manera tan efectiva. Esta disociación entre lo que frena la rueda y lo que frena la moto, hace que pueda bloquearse la rueda.


Cómo coger las curvas

La mirada a la hora de tomar una curva debe dirigirse tan lejos como sea posible para ver el mayor tramo de curva, donde termina y que dificultades u obstáculos nos vamos a encontrar, puesto que estando inclinados no nos va a resultar tan fácil solucionar los problemas como cuando estamos en posición vertical.

En caso de caída

Hay que intentar resbalarse, a ser posible que el cuerpo no choque contra nada. Para evitar en lo posible las caídas hay que poner especial atención cuando encontremos pinturas en el pavimento, algunas son muy resbaladizas.

Transporte de personas en motocicletas

Los ciclos podrán transportar, cuando su conductor sea mayor de edad, un menor de hasta siete años en asiento adicional homologado.

En los ciclomotores y motocicletas, además del conductor y del ocupante del sidecar, puede viajar, siempre que así conste en la licencia o permiso de circulación, un pasajero que sea mayor de 12 años, siempre que:

  • Utilice casco de protección, vaya a horcajadas y con los pies apoyados en los reposapiés laterales.
  • Utilice el asiento detrás del conductor.

Excepcionalmente, los mayores de siete años podrán circular en motocicletas o ciclomotores conducidos por el padre, madre o tutor o por personas mayores de edad por ellos autorizadas, siempre que utilicen casco de protección y se cumplan los requisitos antes mencionados.


Transporte de cargas en motocicletas

La carga que transporten las motocicletas, como por ejemplo equipaje, deberá ir bien colocada en el transportín o portabultos o en dos carteras o maletas laterales situadas en la parte posterior del chasis. La carga, no obstante, no podrá sobresalir lateralmente más de 50 centímetros a cada lado del eje longitudinal ni más de 25 centímetros por la parte posterior.

La carga no podrá sobresalir por la parte delantera. No obstante, se debe tener en cuenta que una motocicleta no es un vehículo destinado al transporte de carga y que ésta puede hacer muy difícil la conducción, ya que pueden producir el desequilibrio de la mismaLos ciclos, ciclomotores y motocicletas podrán arrastrar un remolque o semirremolque siempre que no superen el 50% de la masa en vacío del vehículo tractor y se cumplan las siguientes condiciones:

  • La circulación sea de día y en condiciones que no disminuyan la visibilidad.
  • Que la velocidad a la que se circule en estas condiciones quede reducida en un 10% respecto a las velocidades genéricas establecidas para estos vehículos.
  • Que en ningún caso se transporte personas en el vehículo remolcado.


Recuerda siempre

Hazte ver

Ver más

 

  • Usa siempre casco e indumentaria de colores claros.
  • Lleva la luz de cruce siempre encendida.
  • No circules en los ángulos muertos de los otros conductores
  • Señaliza siempre para advertir a los demás usuarios de nuestras maniobras.

Adapta tu conducción a las diferentes situaciones

Ver más

 

  • Circulando con pasajero y equipaje.
  • Efectuando una salida en grupo.
  • Cuando circulas por diferentes tipos de vías.
  • Si las condiciones climatológicas son adversas.
  • Mantén en todo momento una correcta distancia de seguridad. Ya sea lateral o frontal.

Precauciones especiales

Ver más

 

  • Prever las maniobras de los demás usuarios y asegurarse de que los demás usuarios se han percatado de las tuyas.
  • Tener especial cuidado con los baches, boquetes y pequeños obstáculos en la calzada.
  • Percibir rápidamente la presencia de aceite, gravilla, arena, etc. En el pavimento.

Lo que nunca debes hacer

Ver más

 

  • Conducir bajo los efectos del alcohol u otras drogas.
  • Mantener un comportamiento incívico.
  • Llevar una conducción agresiva y temeraria.
  • No llevar una disciplina de carril y conducir haciendo zigzag.
  • No utilizar tubos de escape que hagan más ruido. Deben ser homologados.

Documentación relacionada

  • La motocicleta. ( pdf   2,18 MB )

???cookie.titulo???

???cookie.descripcion???